Spread the love

Spread the loveEstas galletas keto pignoli son todo lo que podría desear en una galleta italiana baja en carbohidratos, o en cualquier galleta para el caso. Una galleta de harina de almendras tierna que se derrite, generosamente tachonada con nueces de pignoli que se calientan y se tostan durante el horneado: ¡es el sueño de un amante de las galletas hecho realidad! Mi amor por las galletas italianas es profundo, y he adaptado con éxito algunas de mis favoritas en versiones cetogénicas; la más popular hasta ahora es la que publiqué hace un par de años. Si bien todavía me

"/>

Galletas Keto Pignoli: bajas en carbohidratos y sin lácteos

Spread the love

Estas galletas keto pignoli son todo lo que podría desear en una galleta italiana baja en carbohidratos, o en cualquier galleta para el caso. Una galleta de harina de almendras tierna que se derrite, generosamente tachonada con nueces de pignoli que se calientan y se tostan durante el horneado: ¡es el sueño de un amante de las galletas hecho realidad!

Mi amor por las galletas italianas es profundo, y he adaptado con éxito algunas de mis favoritas en versiones cetogénicas; la más popular hasta ahora es la que publiqué hace un par de años.

Si bien todavía me encantan esas galletas, creo que esta receta de galletas Keto Pignoli podría ser un contendiente para las mejores galletas italianas. Es una decisión difícil y tendré que hacer ambas recetas nuevamente y probarlas una al lado de la otra para estar realmente seguro de poder elegir una de las favoritas.

Por ahora, solo diré que querrás probar estos (y tal vez los otros también, y luego me puedes decir cuál te gusta más).

Hacer una galleta keto pignoli ha estado en mi lista de cosas por hacer durante mucho tiempo, pero cuando estuvimos en Italia este verano y tuve EL. LA MAYORÍA. INCREÍBLE. pignoli nunca, sabía que tenía que subirlo a la parte superior de la lista cuando llegáramos a casa.

He comido muchas galletas de pignoli, tanto caseras como compradas en panaderías de todas partes, incluso en Nueva York, que eran súper legítimas. Sin embargo, las galletas de pignoli que comí en un pueblo llamado San Gimignano en la Toscana fueron las mejores que he probado. No es de extrañar que la mejor galleta italiana que comería fuera en Italia, supongo, pero lo que me sorprendió fue lo MUCHO mejores que eran que las que había comido en los Estados Unidos.

Todavía no estoy seguro de qué hizo que esas galletas de pignoli en particular fueran tan superiores: ingredientes más frescos, mejor técnica … ¿quién sabe? ? ‍♀️ Sea lo que sea, nunca olvidaré ese sabor y textura perfectos, que elevó el listón para todas las demás galletas de pignoli que comeré en el futuro.

Dejando todo eso a un lado, estas galletas keto pignoli, que ciertamente no están en la misma liga que las que teníamos en la Toscana, están bastante cerca del sabor y la textura que obtienes en una galleta pignoli promedio (y aún excelente).

Las galletas de pignoli se hacen típicamente con (también llamado mazapán) que está cargado de azúcar y un no-no en ceto. Puede hacer una si desea seguir la ruta más tradicional, pero honestamente, estas galletas keto pignoli hechas con harina de almendras y edulcorante son mucho más fáciles de ejecutar.

Sé que las nueces de pignoli (también conocidas como piñones) no son baratas; de hecho, pueden ser bastante caras. ¡Prometo que estas galletas keto pignoli valen la pena! Traje unos 10 paquetes de piñones de Italia porque eran muy económicos allí en comparación con los Estados Unidos, pero como la mayoría de ustedes no tiene esa opción, les recomiendo comprar en línea al por mayor.

Puedes hacerlo por alrededor de $ 18 y luego guardarlos en el congelador para que no se pongan rancios. Asegúrese de comprar nueces de pignoli CRUDAS, no tostadas. Si comienza con tostadas, es probable que se oscurezcan demasiado cuando se horneen en estas galletas, lo que arruinará el aspecto y el sabor. Las nueces de pignoli crudas también son increíbles, por lo que es bueno tenerlas a mano también.

5/5

galletas keto pignoli – bajas en carbohidratos

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 12 minutos.

Tiempo total: 22 minutos

Ingredientes

  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de extracto de almendras
  • Pizca de sal
  • 1 taza de edulcorante de eritritol granulado (yo usé Swerve)
  • 2 tazas de harina de almendras blanqueada extrafina (la harina de almendras no funcionará)
  • 1/3 taza de nueces de pignoli (también conocidas como piñones)

Instrucciones

  1. Precaliente el horno a 325 grados.
  2. Combine el huevo, el extracto de almendras, la sal y el edulcorante en un tazón mediano.
  3. Batir con una batidora durante 2 minutos o hasta que esté brillante.
  4. Agrega la harina de almendras y bate hasta que se incorpore por completo y se forme una masa firme.
  5. Si la masa está demasiado seca, agregue 1 cucharada de agua para que se mantenga unida.
  6. Coloque las nueces de pignoli en un plato pequeño.
  7. Pellizque un trozo de masa y forme una bola de aproximadamente 1 pulgada de diámetro.
  8. Presione la parte superior de la bola en las nueces de pignoli y luego coloque la nuez de galleta hacia arriba en una bandeja para hornear forrada con pergamino.
  9. Presione ligeramente la galleta para aplanarla un poco y asegúrese de que los piñones estén bien adheridos.
  10. Repita con la masa restante; debería terminar con 20 galletas.
  11. Hornee por 12 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. No hornee demasiado o se secarán.
  12. Retirar del horno y transferir suavemente las galletas a una rejilla o fuente para que se enfríen. Adorne con eritritol en polvo si lo desea.
  13. Almacene en un recipiente hermético hasta por 1 semana en el refrigerador o hasta 6 meses en el congelador.

Notas

Carbohidratos netos por galleta = 1g

Nutrición

Tamaño de la porción: 1 galleta Calorías: 83 Grasas: 7 g Carbohidratos: 2 g Fibra: 1 g Proteínas: 3 g

Leave a Comment